SUTURAS

La evolución de las suturas ha llegado a tal punto de refinamiento que existen suturas específicamente diseñadas para cada tipo de tejido. El adecuado uso en cada momento del material apropiado facilitará la técnica quirúrgica, disminuirá las tasas de infección y proporcionará mejores resultados y menos molestias al paciente. El odontólogo elige la sutura en función de la naturaleza del procedimiento, las características del paciente, la tensión que debe soportar la sutura, la reacción biológica del cuerpo humano frente a la sutura (las suturas sintéticas tienden a ser menos alergénicas que las suturas naturales)…

POLIMEROS UTILIZADOS

Suturas absorbibles

Las suturas absorbibles pueden ser de origen natural (animal -catgut-) o sintético (constituidas por polímeros sintéticos, polyglactin, ácido poliglicólico, polidioxanona), variando los tiempos de absorción en función del material de fabricación. Las suturas de origen natural son atacables por la enzimas del organismo, que las rompen y participan en su absorción, mientras que las suturas sintéticas son hidrolizadas, es decir, el agua penetra en su estructura, disolviéndolas. Como es lógico, el hidrolizado de las suturas sintéticas es menos agresivo para el organismo que la puesta en marcha del sistema enzimático que, además de atacar la sutura, causa una serie de lesiones en los tejidos circundantes.

El Catgut, también denominado “gut”, fue durante décadas el único elemento de suturas absorbibles y, aunque raramente se utiliza en la actualidad, representa un estándar con el cual se comparan frecuentemente los materiales de sutura sintéticos. El principal constituyente del Catgut es colágeno aislado del tejido fibrosode la submucosa intestinal de Anexo C: Polímeros biodegradables con aplicaciones en suturas quirúrgicas Pág. 53 la oveja. El colágeno es una fibroproteina con una composición media aproximada de una tercera parte de glicocola, una tercera parte de prolina e hidroxiprolina y una tercera parte de otros aminoácidos. El Catgut no tratado se destruye con bastante facilidad en el organismo humano, sin embargo sus propiedas mecánicas mejoran sensiblemente mediante la aplicación de recubrimientos adecuados. Existen diversos tratamientos, sin embargo el método más utilizado es el cromado, que consiste en el tratamiento del Catgut con óxido de cromo.

Uno de los materiales de sutura sintéticos absorbibles más ampliamente utilizado es el poli(acido glicólico) (PGA), introducido en el mercado en 1971 bajo la marca comercial registrada “Dexon”. El PGA es un poli (?-hidroxiácido) que se obtiene por polimerización, directa o indirecta, del ácido glicólico. La policondensación directa conduce a polímeros de bajo peso molecular (Mn < 10.000) que no pueden emplearse en la preparación de fibras. El PGA de alto peso molecular (entre 20.000 y 140.000) se sintetiza por polimerización de apertura de anillo de dímero cíclico correspondiente (“glycolide”), pudiendo extrusionarse para obtener fibras.

En la actualidad existen en el mercado de las suturas quirúrgicas biodegradables una amplia gama de copolímeros de ácido glicólico y ácido láctico. El producto más representativo es el conocido como Poliglactin 910, registrado por Johnson & Johnson en 1974 bajo la marca comercial “ Vicryl ”, que son hilos de sutura formados por multifilamentos (trenzados) de un copolímero de ácido glicólico y ácido láctico con una composición media de 90 % de ácido glicólico y un 10 % de ácido láctico.

La polidioxanona es un material de sutura absorbible inicialmente desarrollado para aplicarse en situaciones en que los materiales anteriormente descritos resultaban excesivamente rígidos. La polidioxanona es un homopolímero de paradioxanona (1,4- dioxano-2-ona), preparado por polimerización de apertura de ciclos, capaz de ser utilizado como monofilamento en suturas biodegradables. Este material se comercializa en el mercado bajo las marcas registradas PDS y PDS II (Ethicon, INC.), siendo esta última una variante que mejora la flexibilidad.

Como alternativa a la polidioxanona, se ha intentado mejorar la flexibilidad del PGA o de sus copolímeros con PLA mediante la preparación de copolímeros de ácido glicólico y carbonato de trimetileno (poligliconato), preparados por polimerización catiónica de la mezcla de monómeros, utilizando como iniciador dietilenglicol y cloruro de estaño (Cl2Sn 2H2O) como catalizador. La formulación con propiedades más idóneas corresponde a un copolímero preparado con un 32,5 % molar de carbonato de trimetileno. Este biomaterial se comercializa actualmente en el mercado con el nombre de Maxon como sutura monofilamento.

Uno de los materiales de sutura más recientes, pero ampliamente extendido en el mercado, es Poliglecaprone 25, copolímero de ácido glicólico y ? - caprolactona, comercializado bajo el nombre “ Monocryl ” (Ethicon, Inc.)

En la actualidad existe un interés creciente en el desarrollo de poliésteres que contengan el enlace amida (poli (esteramidas)) como posibles rutas para conseguir propiedades similares al nylon en polímeros bioabsorbibles. Sin embargo, todavía no se ha comercializado ningún material con las características mencionadas.

Las suturas absorbibles se emplean para aproximar los bordes de la herida hasta que una suficiente cicatrización permite que se sostengan por sí solos. Algunas marcas colorean las suturas para dar mayor visibilidad y facilidad a la hora de revisarlas.Además, las suturas pueden o no estar recubiertas, siendo las primeras de manejo más sencillo.

Debido al proceso de degradación que sufren, las suturas absorbibles disminuyen en resistencia con el paso del tiempo. Sin embargo, paradójicamente, la velocidad de reabsorción no es paralela a la pérdida de resistencia. Algunas suturas, pese a perder resistencia rápidamente, se reabsorberán lentamente, y al contrario.

Suturas no absorbibles

Son aquellas suturas cuyos materiales no son reabsorbidos por el organismo y que, por lo tanto, precisan ser retiradas. Pueden ser monofilamento o multifilamento, orgánicas (seda, algodón, crin…) o inorgánicas (aleaciones sintéticas o metálicas)

.

La seda (Mersilk, Seda), es un hilo de origen orgánico, no absorbible y de construcción multifilamento. Se caracteriza por su facilidad de manejo, admitiendo torsión y el trenzado. En el proceso de fabricación se elimina la goma excretada por el gusano de seda, que emplea en el mantenimiento de la estructura del capullo, y que no es de utilidad en el uso quirúrgico.

La sutura de seda pierde resistencia a la tensión al ser expuesta a la humedad pero, aunque se recomienda usarla en seco, han surgido materiales tratados con silicona que solventan este inconveniente. El tratamiento con silicona mejora sus características, y permite funa mayor ductilidad y una menor reacción tisular. La seda es muy útil en suturas vasculares, piel y tracto digestivo.

El Nylon (Perlon ( nylon trenzado ), Ethilon, Nurolon), puede tener construcción monofilamento o multifilamento trenzado. Posee gran elasticidad y resistencia a la tracción. Sus mayores inconvenientes son la poca seguridad del anudado y la rigidez en filamentos gruesos. Para incrementar la flexibilidad se han empleado técnicas de hidratación del filamento antes de su empleo.

El polipropileno monofibrilar (Prolene, Vitalene) puede ser monofilamento o multifilamento. Posee gran resistencia a la tensión, que mantienen hasta 2 años. Causa menor reacción tisular y aguanta mejor el anudado que otras suturas sintéticas monofilamento. No se adhiere a los tejidos, por lo que es fácil de extraer.