Carta abierta al presidente del gobierno: la energía es el problema

Desde hace unos años los científicos que investigamos en recursos energéticos y las personas relacionadas de una u otra manera con la sostenibilidad estamos realmente preocupados. Numerosos geólogos llevan décadas prediciendo que el petróleo va a empezar a entrar en una etapa de paulatino agotamiento, es lo que se conoce como pico o cénit, fenómeno ampliamente reconocido en las publicaciones científicas especializadas.  Desde hace  seis años  los datos  de las agencias internacionales corroboran que este declive está ya sucediendo, mientras vemos cómo el precio del crudo aumenta año a año y se explotan recursos cada vez más remotos y contaminantes. El declive del petróleo no es un hecho aislado, ya que se estima que el resto de los combustibles de origen fósil y nuclear seguirá patrones similares  en las próximas décadas.

Una noticia de esta envergadura debería estar en las primeras páginas de los diarios desde hace seis años, pero no lo está. El petróleo es un recurso clave, que configura todo nuestro actual modo de vida y tiene, además, muy difícil sustitución, por ello su declive no puede dejar de tener gravísimas consecuencias sociales y económicas. Es por ello que un grupo de profesores, científicos, economistas y profesionales relacionados de un modo u otro con la energía hemos querido advertir a la sociedad española firmando esta declaración dirigida al gobierno  y también a toda la sociedad.

Confiamos en vuestra colaboración para la difusión de este hecho, ya que tenemos el firme convencimiento de que si la sociedad es capaz de tomar conciencia  seremos capaces de encontrar a tiempo soluciones  a la crisis energética, pero si seguimos ocultando el problema, cuando queramos reaccionar tendremos muy pocas posibilidades de éxito.

Los firmantes de esta declaración somos profesionales relacionados de un modo u otro con la energía: profesores de universidad, ingenieros, científicos, economistas, etc. El objetivo de la misma es llamar la atención del gobierno y la sociedad española sobre la crisis energética que estamos viviendo, la cual, en medio de la vorágine actual, está siendo olvidada. Lo hacemos porque tenemos el firme convencimiento de que el energético es un aspecto clave de la actual crisis que vive nuestro país.

Por el desarrollo de nuestra actividad profesional sabemos bien que la energía es la base de la tecnología y es, en definitiva, el motor de toda la economía, y vemos que cada vez hay más consenso científico acerca de las previsiones de un importante descenso de la disponibilidad mundial de energía, en primer lugar de la más versátil y usada, el petróleo, a partir de esta misma década. En los datos históricos de estos últimos años se puede observar un sospechoso estancamiento en la producción de petróleo mundial, mientras su precio aumenta. Ello corrobora las predicciones de numerosos expertos que hablan del declive de todo tipo de petróleos en esta década. Es también reconocido por la propia Agencia Internacional de la Energía que el crudo barato y de fácil extracción empezó a disminuir hace seis años. Una disminución similar se espera para el resto de los combustibles: gas natural, carbón y uranio que, con gran probabilidad, habrán entrado en declive antes de 2040.

A pesar de la importancia de estos datos, las noticias sobre la crisis energética, no están en los debates parlamentarios, ni en los programas políticos, y, dada la relevancia que ello tiene para todos los ciudadanos, consideramos que este silencio es una grave falta de responsabilidad política.

Sería ingenuo esperar que este declive y encarecimiento de recursos tan vitales no tuviera importantes consecuencias sobre la economía, especialmente la de aquellos países que, como el nuestro, se han acostumbrado a un alto consumo pero apenas poseen recursos energéticos no renovables. Ya se está haciendo evidente que tenemos muchas dificultades para pagar nuestra factura energética que, sólo para el petróleo, equivale al 4% de nuestro PIB, y más aún en el actual contexto de crisis económica y endeudamiento. Es más, muchos también pensamos que esta escasez energética está en la base de la inestabilidad económica mundial y creemos que no es posible solucionar la crisis económica sin solucionar primero la energética.

Cabe la posibilidad de que, ante el agotamiento de los combustibles fósiles, caigamos en la tentación de explotar recursos cada vez más inaccesibles como el gas o petróleo de esquisto por métodos de fractura hidráulica (como ya estamos viendo en nuestro país). Este tipo de extracciones no dejan de ser sino parches que no resuelven los problemas a medio plazo y ofrecen frecuentemente un remedio peor que la enfermedad, pues tienen nefastas consecuencias sobre recursos como tierras fértiles, bosques y acuíferos, que no sólo son vitales para el medio ambiente y la salud de las personas, sino también el capital que sostiene numerosas actividades económicas.

Ante este agotamiento de los combustibles fósiles sólo cabe una paulatina sustitución por energías renovables, pero conviene no engañarse con utopías tecnológicas, la transición no va a ser sencilla en absoluto. Los datos muestran que el declive del petróleo no va a poder ser compensado, al menos en los tiempos previstos y en los volúmenes que esta sociedad mundial está exigiendo en la actualidad. Los sustitutos tecnológicos que tenemos en estos momentos a nuestra disposición son todos ellos son muy inferiores en prestaciones y llegan demasiado tarde. En estos momentos creemos que la única forma de hacer frente de forma eficaz al pico del petróleo es mediante la adopción de audaces medidas de ahorro.

Por otra parte, es necesario continuar con el desarrollo de las energías renovables para frenar, en la medida de lo posible, el cambio climático y prepararse ante el previsible encarecimiento y declive del carbón, el gas natural y el uranio en las próximas décadas. Para ello es preciso apoyar la investigación en tecnologías de generación, acumulación y eficiencia energética y no frenar la implantación de energías renovables. Todo ello debe hacerse con importantes medidas de regulación desde las administraciones públicas ya que, como estamos viendo, las fuerzas del mercado son muy insuficientes para ello, y en muchos casos sus intereses apuntan en dirección contraria al interés general de la sociedad. Es preciso que se lleve a cabo, además, una importante campaña de concienciación sobre este problema, ya que la ciudadanía no percibe su importancia, como consecuencia de la discreción con que aparece en los medios de comunicación y en las agendas políticas.

Si no somos capaces de afrontar la crisis energética, lo que podemos fácilmente prever es el agravamiento de nuestro endeudamiento, la continuación de la crisis económica, el empobrecimiento de toda la sociedad, la obsolescencia de nuestras infraestructuras, el encarecimiento de la producción de alimentos y otros bienes de consumo, etc. todo ello agravado por las consecuencias derivadas del cambio climático.

El gobierno español debe abrir los ojos ante esta enorme realidad y darse cuenta de que urge cambiar rápida y decididamente hacia otros patrones de consumo y producción de energía. En sus manos está concienciar y movilizar masivamente a la población española o seguir silenciando problemas tan graves como los aquí expuestos.

En Valladolid a 20 de septiembre de 2012.


  • Fernando Frechoso Escudero, director de la Cátedra de Energías Renovables de la Universidad de Valladolid
  • Carlos de Castro Carranza, profesor del Departamento de Física Aplicada de la Universidad de Valladolid
  • Luis Javier Miguel González, profesor del Departamento de Ingeniería de Sistemas y Automática de la Universidad de Valladolid
  • Margarita Mediavilla Pascual, profesora del Departamento de Ingeniería de Sistemas y Automática de la Universidad de Valladolid
  • Óscar Carpintero, profesor del Departamento de Economía Aplicada de la Universidad de Valladolid
  • César Chamorro Camazón, profesor del Departamento de Ingeniería Energética y Fluidomecánica de la Universidad de Valladolid
  • Eloy Velasco Gómez, profesor del Departamento de Ingeniería Energética y Fluidomecánica de la Universidad de Valladolid
  • Francisco Castrejón, Director de la Unidad de Teoría de Fusión del CIEMAT
  • Pedro Prieto Pérez, vicepresidente de la Asociación para el Estudio de los Recursos Energéticos (AEREN) y miembro de ASPO
  • Ignacio Cruz Cruz, director del Departamento eólico del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT)
  • Gorka Bueno Mendieta, profesor del Departamento de Electrónica y Telecomunicaciones de la Universidad del País Vasco
  • Gustavo Duch Guillot, ex director de Veterinarios sin Fronteras y escritor
  • Xoán Doldán García, profesor del Departamento de Economía Aplicada de la Universidad de Santiago de Compostela
  • Francisco Álvarez Molina, Ex presidente de la Bolsa de París y presidente de “ETICA Family Office”
  • Jordi Pigem, Filósofo de la ciencia y escritor
  • Juan Martínez Magaña,  profesor del Departamento de Ingeniería Eléctrica y de la Cátedra UNESCO de Sostenibilidad de la UPC
  • Antonio García-Olivares, Científico Titular Instituto de Ciencias del Mar CSIC, Barcelona
  • Rosa Lago Aurrekoetxea, profesora en el departamento de Tecnología Electrónica de la UPV/EHU y miembro de Ekopol.
  • Joan Martinez Alier, investigador, ICTA, Universidad Autñonoma de Barcelona. jma
  • Florent Marcellesi, Coordinador de EcoPolítica
  • Jorge Riechmann, profesor titular de Filosofía Moral de la UAM  y ex-director del Observatorio de la Sostenibilidad en España.

 

más adhesiones y comentarios

Estudios sobre la transición energética  y la sustitución del petróleo

Más publicaciones sobre el futuro de la energía aquí y también aquí

Similar Posts:


17 Responses to Carta abierta al presidente del gobierno: la energía es el problema

  1. Quienes escriben este artículo conocen algo sobre Energía Libre? Os invito a todos a buscad información sobre el tema en internet.

    • Yo he intentando documentarme sobre eso que llaman “energía libre” y mi impresión al respecto es que se trata de un enorme timo y además que tiene muy mala idea y ganas de manipular. No sólo es un fenómeno que pueda dar la impresión de que se saca energía y hay gente que de buena fe se está engañando, es una campaña orquestada con mala idea. Se encuentran artículos llenos de conspiraciones, sin referencias de ningún tipo, dibujos de cosas tremendamente normales, terminología de física cuántica y otras materias mezcladas sin ninguna lógica, palabrería que no explica nada ni quiere explicar nada….Es el mito perfecto: mantener distraída a la población más “alternativa” e inquieta con algo que aparenta ser la solución pero sin cambiar de raíz las bases de una sociedad incompatible (de forma totalmente obvia) con el planeta. La energía libre aparentemente nos promete algo “alternativo, limpio y ecológico” pero es lo de siempre: una solución exclusivamente tecnológica que no toca la raíz social del problema. Si hubiera energía libre nos podíamos echar a tembrar, las fósiles han conseguido que arrasemos medio planeta ¿qué no seríamos capaces de destruir con una energía infinita? Esto es todo lo que sé de la energía libre, pero esta experiencia, desde luego, no da muca credibilidad a la idea, si alguien conoce algún otro invento que lo experimente y nos lo diga, nos ofrecemos a probarlo con el amperímetro en la mano: https://vimeo.com/41420971

      • Hace tiempo escribí un post sobre el tema. Los presuntos dispositivos de energía libre son algo peor que una distracción: son estafas que buscan explotar la credulidad de la gente y el infantil deseo de no cambiar. Siempre todos esos dispositivos, si escarbas, acaban en una petición de dinero…

  2. Apoyo completamente el contenido de esta carta. Las políticas energéticas serán básicas de aquí en adelante y deberán ir más allá del ámbito nacional e incluso europeo. Es necesario que se planteen ya desde hoy, políticas alternativas y un modelo económico distinto que, manteniendo el bien común, sea capaz de frenar la necesidad de crecimiento continuo que necesita de un aporte energético agudo y continuado y que es insostenible en el medio plazo (si no corto).

  3. Presisamente en idaccion.com el miercoles se publicaba un articulo relacionado hablando del peak oil y como autonomos y empresarios podian *prepararse* (si es que es posible) para afrontar esta problematica. La idea basica es que no esperemos a que alguien ( estado) se mueva sino hacerlo nosotros…
    En fin espero que os sea de intefes.

  4. No sé para qué le escriben al presidente. Es tan obtuso que no entiende nada. Sólo sabe de robar y mentir. De lo demás, ni puta idea.

  5. En España hay un claro déficit cultural en este aspecto. En este otro pais llamado Alemania, donde vivo desde hace 6 años, el tema “se acaba el petróleo” no lo usan mucho, pero el “cambio energético”, es decir el enfoque positivo y de acción al respecto, lo repetiten constantemente en todo tipo de periódicos, radios y televisiones. En alemán se dice “energiewende”, literalmente “cambio energético” o “cambio en la energía”. Si lo buscais en Google aparecen 8 millones de referencias, encabezadas por una página en la wikipedia que no tiene nigún equivalente en la española, los ingleses tienen la “energy transition” y los catalanes la ponen en la suya directamente con el término alemán. La página veo que existe desde junio de 2008. Las siguientes referencias son de periódicos importantes, y una búsqueda en cualquier periódico alemán dará numerosos resultados.

    En España no lo hicimos tan mal con la eólica y podemos vanagloriarnos y seguir ganando dinero y trabajo con ella, pues la exportamos. Con la fotovoltaica permitimos que muchos hiciesen dinero especulando en una burbuja gigante que duró un año. Una estafa permitida y favorecida por los políticos, y de la que principalmente se nutrieron también los políticos haciendo negocios privados, ellos consiguieron muchas de las licencias y luego las vendieron, y los bancos que daban la parte segura de la financiación. Y esa burbuja de un año, no permitió que el dinero del estado fuese a financiar una industria y un tejido industrial que luego, sin subvenciones, fuese beneficiosa a la sociedad. Lo que ocurre ahora es justo lo contrario. Ahora mismo, la fototovoltaica, una tecnología global que baja de precio un 20% anualmente o más, es hoy, repito, rentable sin necesidad de ninguna subvención en la mitad de España para los consumidores si la colocan donde consumen. Pero los políticos, que siguen viviendo de la jubilación en las eléctricas tradicionales, ahora no es que hayan cortado las subvenciones, si no que han puesto un impuesto nuevo, y retrasan una legislación para que estas instalaciones funcionen inyectando a la red cuando el dueño no esta en casa y haciendo balance de lo inyectado a la red y consumido de la red, para que las instalaciones no necesiten las costosísimas baterias. Pero las eléctricas tradicionales todavía no saben como monopolizar este sector y tienen miedo de perder un 20%-50% del mercado que es lo que la fototovoltaica puede conseguir fácilmente en España, sin subvención ninguna, en los próximos 8-15 años si se deja libertad a los consumidores y a la propia tecnología.

    Pero estas dos maniobras políticas descritas: primero el pelotazo fotovoltaico orquestado y disfrutado por los políticos y otros negociantes no interesados en el desarrollo industrial que ha dado tan mala imagen a una tecnología en sí estupenda; y en segundo lugar, el freno actual artificial a permitir esta tecnología sin ningún coste para el Estado, y con solo beneficios sociales; no llegan al conocimiento de la sociedad, pues los medios trabajan la información a un nivel pobrísimo, ocultando y despreciando el tema, creando artículos poco explicativos que no abrazan una visión de conjunto y de verdadero desarrollo empresarial, económico y tecnológico.

    • Pequeña correción sobre información personal. Vivo en Alemania desde hace 6 meses ¡y no 6 años!

      Y añado, soy ingeniero industrial y trabajé en el sector fotovoltaico durante el boom del 2008, y antes también.

  6. Lo saben, por eso están reduciendo la atención sanitaria y bajando sueldos. Sobran 6000 millones de personas cuando se termine el petroleo y no piensan ser ellos los que mueran.

  7. Lo que si es inútil es hablar con españoles sobre el termino de energía libre o cualquier cosa que desconozcan. Me pase año tratando de explicar la energía libre cual vive en el doble campo magnetico gravitacional de nuestro planeta.
    Que la crisis energética tiene origen en el sistema especulativo de nuestras sociedades también olviden con facilidad para tener más razón y nunca integración. Este baile de los tontos debe pararse.
    Gracias

    • A mi lo que me parece es que la energía “libre” lo que necesita son experimentos públicos en los que demuestre su valía, aunque sean pequeños, yo no he conseguido ver ninguno. Marga M.

  8. La energía que menos se agota es la que no se consume: andar en bici o a pie en lugar de tomar el coche (además, ayuda a quemar calorías), ponerse un jersey en lugar de encender la calefacción, apagar la luz en vez de dejarla encendida, consumir productos frescos en lugar de productos envasados, consumir menos en lugar de consumir más, etc. Me parecen bien las energías renovables, pero todavía mejor que ellas es el decrecimiento económico que nos lleva directamente al muro.

  9. Lo que dices Jose Carlos es muy razonable y yo lo intento llevar a cabo.consumir menos etc, y pienso que los de abajo ya se aprietan bien el cinturos desde que el hombre esta en la tierra.Si todos dejamos de tener esas practicas la hambruna te tocaria a ti tambien.porque la sociedad donde habitas se nutre de toda la selva ,a ver como me explico,si volvieramos al trueque volveriamos a tener esclavos y senores feudales lo que permite que alguien haga y viva del trueque en la siciedad consumista y sin senores feudales es el capitalismo desarrollado porque ha imbuido al individuo o sujeto tanto los del poder como los de abajo de profundas contradicciobes y por consiguiente de una libertad de pensamiento extraordinaria.La fotovoltaica es una ebergia limpia que no la tienen controlada los mafiosos de las electricas .La energia es el origen del desarrollo de la civiluzacion es fundamental apoyar esta revolucion no solo por ecologismo sino porque beneficia a la inmensa mayoria de los humanos que la energia es calidad de vida y tenemos que cocinar desplazarnos para ver que todos somos igualmente humanos etc,tenemos todos que tirar del carro y que la fotovoltaica se expanda.Saludos apoyemos la revolucion fotovoltaica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>