(Español) Mitos culturales y colapso de nuestra Civilización

This post is currently not translated into english. We apologise for any inconvenience this may cause.

Similar Posts:

    No existen posts relacionados


3 Responses to (Español) Mitos culturales y colapso de nuestra Civilización

  1. Aunque tiene ya un tiempo esta entrada – la descubro ahora, al igual que el blog – no puedo evitar dejar un comentario.

    Lo primero de todo y de manera sincera: enhorabuena y, sobre todo, ¡gracias! por tanta reflexión profunda y bien expuesta.

    Y entrando en el tema, aunque no soy dado a comentar, esta entrada me ha “tocado la fibra” porque va a la esencia misma de las ideas que me rondan la cabeza ante lo que estamos viviendo y (o) lo que somos como especie y como un ente vivo más en la historia de la vida de este universo.

    Como sea que sea lo que sea la Vida (lo pondré con mayúscula) solo tiene un objetivo: perpetuarse en el tiempo; que bien podríamos definir como el “imperativo vital”.

    A pesar de las muy diversas formas que adopta (especies y especímenes), todas y cada una de ellas (especies) y todos y cada uno de los especímenes trabajan, funcionan, “viven” con ese objetivo intrínseco en mente. Cierto que hay especímenes que adoptan el imperativo vital de manera “egoísta” (consciente o inconscientemente) mientras que otros el imperativo lo extienden a la especie (los podríamos llamar “altruístas” si lo hacen de manera consciente). E, incluso, hay una tercera categoría (al menos hasta lo que alcanzo a reflexionar) de especies y especímenes que tiene en consideración el conjunto entero de seres vivos. Estos últimos serían los más respetados adalides de la propia Vida.

    Hago esta introducción porque, aún estando completamente de acuerdo con lo expuesto en esta entrada acerca del Poder (con mayúscula), quizá lo que llamamos Poder no es más que el imperativo vital en estado puro y por lo tanto inherente e inseparable de cualquier entidad viva. Entonces, resultaría poco criticable el concepto de Poder.

    En este sentido, y sin ánimo de criticar sino de aportar un punto de vista más, veo un “antropocentrismo” en el intento implícito
    de salvar la especie humana (aún en otro estado civilizatorio, pero con misma base biológica) equiparable al antropocentrismo denunciado explícitamente con la metáfora del “dios Ironman”. Y digo que no es una crítica porque, realmente, los dos no son más que la manifestación del “imperativo vital” (de nuevo) y eso, como he dicho, es poco criticable.

    Pero la Vida es más que especies y especímenes. Por así decirlo, estos últimos son los peones de aquella. Y por lo tanto, la reflexión que quiero dejar (sin arrodillarme ante el dios Antropos aunque sí, quizá, ante el dios Tecnos), es que es posible que la especie “Hommo Sapiens” y, en el proceso, muchas otras más con sus especímenes, puedan llegar a desaparecer en la línea temporal, es decir, se extingan, como muchas otras especies a lo largo de todo el proceso evolutivo. Nada nuevo. Sin antropocentrismos.

    Y, sin embargo, la Vida continuará.

    En los últimos coletazos de la especie hacia el colapso al que estamos dirigiéndonos, es posible que la inquietud, el intento egoísta de aquellos especímenes humanos que llamamos “élite” por salvarse o perpetuarse (imperativo vital), o cualquier otro mecanismo que se me escape, consigan traer al mundo una especie nueva cuya base pudiera ser no biológica (aunque sí material) y cuyo nivel de comportamiento e inteligencia sobrepase (y con creces) el conseguido por nuestra Civilización. Es posible que esa especie vuelva a cometer el imperativo vital de manera “monopolística” aniquilando toda forma de vida biológica del planeta o, (siendo optimistas) que tenga muy clara la singularidad que representan los sistemas vivos en el universo y respete, por encima de todo, toda forma de vida (tercera categoría). Continuando con la perpetuación en el tiempo de la Vida misma.

    Aunque es evidente que es una reflexión optimista, me mueven hacia ella, por una parte, lo cerca que estamos de llegar (quizá décadas)
    a lo que algunos obispos del dios Tecnos llaman “La Singularidad”. Esta se dice que será el punto en el que se cree una inteligencia
    artificial equiparable (o superior) a la humana, no pudiendo por tanto predecir ni imaginar lo que vendrá después de ese punto desde nuestra (antropo-)inteligencia.

    Por otra parte, y esta es la que más peso tiene, creo que eso será posible porque los últimos especímenes de la “élite”, movidos
    por el dios Tecnos – me corrijo: el dios Poder, esto es, movido por el imperativo vital – acelerarán ese intento (por lo cercano que está en el tiempo) con el fin de intentar ellos mismos perpetuarse por encima del resto de especímenes humanos y en un ecosistema en degradación y,
    sin quererlo, llegarán al punto en el que lo “creado” por ellos será superior a ellos (Evolución). En cualquier caso, esa nueva “especie” habrá surgido, un nuevo peón, y la Vida habrá conseguido su objetivo: perpetuarse en un planeta posiblemente no apto para las entidades
    vivas biológicas complejas.

    Por supuesto, esto es una reflexión más. La otra, la que deduzco de este blog, es que ante el colapso al que nos dirigimos (el cual no cuestiono) nuestra especie desaparezca por completo o que continúe reducida en número de especímenes y nivel civilizatorio.

    Terminaré diciendo que no es que sea un tecnófilo. La realidad es que creo (Fe) que el Hommo Sapiens en su desesperación llegará a
    “La Singularidad” y después de eso lo único seguro es que no sabemos qué puede pasar.

    De nuevo, gracias por este blog. Creo que me voy a pasar una temporada poniéndome al día con todo lo en él expuesto.

    • Gracias “ecepum” por tu comentario. De todas formas yo creo que no hay que confundir el deseo de vivir con el deseo de poder, probablemente Riechmann o Pigem o algún otro filósofo te podría hablar mejor de ello, pero yo creo que lo que hace incompatible nuestra vida con la del Planeta es el deseo de poder, por encima de otr@s y de la naturaleza, no necesariamente nuestro instinto de supervivencia común al de otros seres vivos. Pero….daría para largas e interesantes conversaciones el tema.
      Marga Mediavilla

    • Sí, tratar de salvar al ser humano es antropocentrismo. ¡Qué remedio! Pero este creo que es del bueno si no es a toda costa. Entre el Universo y el homo yo me quedaría con el primero, y entre el la Tierra y el homo también (hay novelistas que imaginaron -dominando, machacando- al homo en la galaxia sin Tierra;, hay una razón objetiva para ello: si en algo menos de 14000 millones de años el Universo y la Tierra han dado lugar al homo, por especial que sea, ¿Qué no dará de sí dentro de 500 millones de años la Tierra si la dejamos de machacar o de 100000 millones de años el Universo? La complejidad no tiene porqué seguir la cadena que pasa por nosotros, de hecho veo escasa probabilidad a eso.
      Pero por otro lado, creo también que el homo podría ser compatible (incluso útil) con esta Tierra, siempre preciamente que su voluntad de Poder (cultural creo yo, más que biológica) se atempere. Eso sí, eso pasaría por llevar nuestro telos individual hacia un telos colectivo que abarcaría a la biosfera entera (Gaia).
      Carlos de Castro

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>