La cuestión de las reservas de petróleo

Al hilo del intenso debate que está habiendo a raíz del Manifiesto Última Llamada, que nuestro grupo ha suscrito, se ha publicado un comentario en el blog que cuestiona la veracidad de los datos sobre la extracción de petróleo publicados en mi post. El comentario dice que las reservas de petróleo han aumentado en los últimos años de forma muy destacada y cita unos datos  que, aparentemente, no concuerdan con el declive que damos en las figuras.

Algunas de las respuestas que se han dado en el foro hablan de que, lo importante, no son tanto las reservas como los ritmos de extracción (de hecho, esta es la base de las teorías del pico del petróleo). Aunque existan todavía reservas en el subsuelo, a medida que los pozos se van vaciando, la extracción es más complicada y llega un momento en que no puede seguir la demanda creciente.

Pero ese no es el único argumento que defiende la veracidad de nuestros resultados.  Hay que tener en cuenta que  los datos sobre las reservas de petróleo que posee cada país están sujetos a mucha especulación y, si uno los estudia cuidadosamente, ve  cosas que no cuadran.

Es relativamente sencillo encontrar datos oficiales sobre el consumo de petróleo. BP, por ejemplo, ofrece estadísticas públicas en su web. No es tan sencillo encontrar datos sobre los descubrimientos de petróleo, pero se pueden encontrar datos históricos fiables (ASPO, por ejemplo, los ofrece). Con estos dos datos podríamos estimar cuáles son las reservas conocidas de petróleo en el mundo, ya que las reservas conocidas deben ser el resultado de ir sumando año a año los descubrimientos y restando la extracción.

Si uno hace eso con los  descubrimientos (de ASPO) desde 1930 hasta 2008 y el consumo (según BP) obtiene las gráficas de las Figuras 1 y 2. En la Figura 1 se puede ver que los descubrimientos (en verde) se realizan en años concretos (oscila mucho la gráfica) y se van haciendo más pequeños a partir de 1965, mientras la extracción sigue una curva creciente, impulsada por una demanda también creciente. El resultado de sumar descubrimientos y restar extracción es la curva verde de la Figura 2, en la que se puede ver que, a partir de los años 90, las reservas empiezan a disminuir. Este comportamiento parece bastante lógico, dado la forma de  las gráficas anteriores.

 Sin embargo, los datos de reservas que BP ofrece desde 1980 son completamente diferentes. En la Figura 2 se pueden ver estos datos de reservas “oficiales” en la curva roja. Llama la atención que el parecido entre las dos curvas es nulo. Las reservas ofrecidas por BP aumentan constantemente año a año a pesar de que desde 1980 las curvas de extracción y descubrimientos nos dicen que hay más extracción que descubrimientos. ¿Quién está mintiendo?

 

Figura 1

Figura 2

Si uno echa un vistazo a las gráficas de un país en concreto, por ejemplo Arabia Saudí, también la disparidad es enorme. En la Figura 3 se puede ver el resultado de hacer el mismo ejercicio de antes: comparar las reservas que ofrece BP con el resultado de sumar descubrimientos y restar extracción.

Figura 3

Las reservas que hemos calculado muestran el perfil de la línea verde, con un suave descenso, pero las reservas según BP son completamente diferentes (línea roja). De 1980 a 1987 las reservas de Arabia, según BP, se mantienen prácticamente constantes y desde 1990 hasta 2012 también. Pero durante todos esos años Arabia Saudí ha estado extrayendo más de 3Gbarriles al año.  Además entre 1987 y 1990 las reservas pegan un enorme salto, aunque en esos años no se registró ningún nuevo descubrimiento en ese país.

¿Por qué tienen un perfil tan raro la curva de reservas de BP? Podríamos decir que, simplemente, se debe a la mejora tecnológica. Podríamos pensar Arabia ha  revaluado  sus reservas en función de las nuevas técnicas de extracción ya que  cada vez la tecnología es mejor en los pozos donde antes se pensaba que había x barriles extraibles, ahora hay más. Pero, la verdad, es que resulta muy, muy raro que precisamente cada año el avance tecnológico sea exactamente igual a la extracción de ese año (sería más lógico que los descubrimientos científicos ocurrieran en años puntuales) y resulta más razonable pensar que, simplemente, Arabia Saudí está dando siempre el mismo dato de reservas  sin preocuparse de descontar lo que extrae. Esto cuadra con el hecho de que las reservas de petróleo son un activo muy importante a la hora de  demostrar la solvencia de un gobierno o una empresa.  Y algunos han mostrado que el abrupto aumento de las reservas de petróleo de Arabia Saudí y otros países del Golfo Pérsico en torno a 1987 se debe a las tensiones políticas en el seno de la OPEP y es, básicamente, una burbuja.

Los datos en los que nos hemos basado a la hora de  dar los resultados del post publicado el 7 de julio se basan en los estudios de diferentes autores, que se resumen en la Figura 4. Algunos de ellos, como los de ASPO, se basan en datos propios; otros, como los de la Universidad de Uppsala (Aleklett), toman los datos oficiales  y simplemente hacen los cálculos para eliminar el maquillaje que frecuentemente tienen los datos oficiales.

 

Marga Mediavilla

Figura 4: Estimations of oil extraction by different authors. There is a lack of standardization in the literature. For each study, “oil” refers to only crude oil (including NGLs) (Maggio and Cacciola, 2012); crude and unconventional (ASPO, 2009; EWG, 2013, 2008); crude, unconventional and refinery gains (Aleklett et al., 2010; Skrebowski, 2010; WEO, 2012); crude oil, unconventional, refinery gains and biofuels (Laherrère, 2006); finally (BP, 2013) historical data include crude oil,  shale oil, oil sands. (Aleklett et al., 2010) adjust the total volume to the energy content since 1 barrel of NGL contains in reality 70% of the energy of an oil barrel.

 

 

Similar Posts:


4 Responses to La cuestión de las reservas de petróleo

  1. Por aclarar a los lectores los motivos que llevaron a esos países a inflar sus reservas a finales de los 80, parece ser que lo hicieron porque de ellas dependía su cuota de extracción dentro de la OPEP.

    En otros casos, como Venezuela, se debe a sumar sus reservas de petróleo extra pesado (pero por mucho que suban sus reservas, su producción lleva ya un decenio disminuyendo, porque una cosa es inflar los números en un excel y otra inflar los pozos, jeje).

    Un indicio de que estas subidas abruptas no se deben a repentinos avances tecnológicos es que no se producen en países más transparentes en sus datos, como UK o Noruega.

  2. Hola Marga

    Creo que el hecho de que las principales reservas son de empresas nacionales no sometidas a ningún tipo de auditoria externa (que conste que no soy entusiasta de las auditorias de ningún tipo especialmente las financieras, una tomadura de pelo) permiten dar cifras sin ningún respaldo. En el caso de la OPEP las reservas marcan las cuotas de producción, lo que es un claro incentivo para exagerar las reservas propias o contrarrestar los movimientos de otros miembros del cartel. En todo caso, parece que la capacidad excedente de producción de Arabia Saudí y Kuwait prácticamente ha desaparecido e Irak continua sumido en un caos que hace imposible en el corto y medio plazo esperar un aumento sustancial de su aportación a la producción. Además está el problema de que muchos de estos países necesitan una parte cada vez más importante de la producción para subvencionar a su población y evitar revueltas. Cada vez hay menos petroleo para exportar y son necesarios precios más altos para mantener en nivel de ingresos que se obtienen a través de los impuestos que gravan la producción (severance tax) que son una parte muy sustancial del total de ingresos. Las grandes monarquías del golfo aún tienen margen pero el tiempo es inexorable, y o continua una subida suave pero constante del precio del petroleo o en unos años habrá problemas aún más graves en esa parte del mundo con las consecuencias imaginables que eso comporta. La intervención occidental será casi obligada, la excusa es lo de menos.

    Por último señalar que el escenario más favorable para el BAU es una subida suave pero paulatina de los precios medios del crudo que permitan una explotación razonable, gracias a tipos de financiación muy reducidos y las QE, de los petróleos marginales y sunvencionar las monarquías totalitarias del Golfo Pérsico y a Rusia, en el rango de 120-130 $ el barril para el 2016-7. Sin embargo, el umbral de dolor para la economía mundial se sitúa en ese rango. Lo cierto es que los problemas de verdad comenzarán con la caída del precio que deje fuera de juego muchas de esas reservas que ahora se consideran, con más o menos imaginación, factibles.

    Saludos

  3. los países productores tienen unas cuotas máximas de extracción/producción. Estas cuotas se las asigna la OPEP para cada país productor. La cuota que la OPEC asigna depende de las RESERVAS que declare el país productor. Esta forma de limitar las cuotas se estableció a mediados de los 80 (no recuerdo el año, pero se puede buscar).

    Luis E. Giusti (Director Shell, former CEO, Venezuela State Oil Company): “La mayoría de las cifras que ve todo el mundo, todas esas estimaciones de reservas que mencionamos, incluyen las reservas probadas, más las probables… ¡Y a veces incluso las posibles!”

    Colin Campbell (documental “Oil Crash. A Crude Awakening” – Un Crudo despertar”) Ver en google Colin Campbell, geólogo, directivo, durante 40 años en compañías petroleras… etc, vamos una “eminencia”. En 2006 de este documental explicaba… “Así que cuanto más declaraba tener un miembro de la OPEP, más le dejaban producir al miembro. Así que de la noche a la mañana… Kuwait añadío un 50% a sus reservas declaradas. Dos años después Venezuela declaró el doble de reservas “de la nada”. Y eso provocó que otros países y finalmente Arabia Saudí anunciaran enormes incrementos repentinos de reservas. Simplemente parar proteger sus cuotas de producción asignadas por la OPEP. Y esas cifras no han cambiado desde entonces hasta “hoy” (en 2006, pues estoy copiando declaraciones realizadas en dicho año). Algo absolutamente imposible que las reservas tras estas décadas sean las mismas cuando están siempre produciendo.”

    A continuación dice Robert E. Ebel (Chariman, Energy Program CSIS. Former CIA and U.S. Government Official) “Les hice la misma pregunta: produces 8 ó 9mbd y al final del año las reservas siguen igual que al principio, siguen igual que hace 10 años. Contestaron: ‘Así que, ese es nuestro plan, es nuestro plan. Producimos una cierta cantidad, así que clasificamos como “probadas” la misma cantidad producida para compensar el petróleo producido durante el año, así al comienzo del próximo año nuestras reservas siguen siendo las mismas que eran el año anterior.” Te lo creas o no, es otra cosa, es lo que ellos cuentan…, lo que ellos cuentan… Es su plan, así es como funciona.” [Y ya no aguanta unas risas]

    Ese documental está aquí: http://vimeo.com/22468286 (y en youtube supongo). Esas frases se pueden encontrar más o menos a partir del minuto 23:35

    No hay que hacer caso sólo a las cifras oficiales de los países productores. Las reservas de los países en la mayoría de ellos (por no decir todos) es considerado “secreto de estado”. Así que por todo lo explicado anteriormente, lo que publiquen “oficial”, de poco sirve, o de nada sirve frente a otras “evidencias”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>